En este momento estás viendo Salimos a la ofensiva para exigir el alquiler social obligatorio

Salimos a la ofensiva para exigir el alquiler social obligatorio

La ley catalana obliga a los especuladores a ofrecer o renovar el alquiler social a las familias vulnerables como principal medida para evitar desahucios.

El pasado 23 de febrero, el Parlament de Catalunya aprobó la ley 1/2022, fruto de la presión de las PAH Catalanes que la elaboramos y defendimos para ampliar la ley 24/2015 de medidas urgentes contra los desahucios y la pobreza energética. Una ley que ya ganamos gracias a una ILP hace siete años.
Desde entonces la problemática ha evolucionado y se ha endurecido con casuísticas que no se recogieron en 2015, pero ahora son necesarias.

El camino no ha sido fácil debido a los ataques constantes del PP y Ciudadanos, siempre preparados para recurrir cualquier avance social, para que sus aliados del Tribunal Constitucional suspendan las leyes que protegen a la ciudadanía, pero afectan al bolsillo de sus inversores y amiguetes.

Las medidas que hemos ganado con esta ley, son las mismas que nos arrebataron con la suspensión del Decreto 17/2019. El TC apeló que se suspendía por ser un Decreto y no una ley. Vamos a ver que pasa ahora. De momento, el PP, C’s y Vox ya han anunciado que volverán a recurrir.

Por esto, es importante empujar para que la ley se cumpla y garantice el Derecho a la vivienda de las miles de familias en Catalunya que lo necesitan.

La PAH Mollet Baix Vallès, hoy empezamos la ofensiva para lograr el alquiler social de medio centenar de las familias que forman parte de nuestra asamblea. Lo haremos en varias fases. La primera, esta mañana con visibilización, difusión de la ley y entrega masiva de solicitudes de alquiler social y documentación. Tanto por vía mail, lamentablemente la única toma de contacto con los fondos buitre y socimis, como física en las oficinas del BBVA, Banco Santander, Banco Sabadell y Caixabank. Entidades bancarias rescatadas con millones de euros de dinero público a fondo perdido, dueñas de miles de viviendas vacías o destinadas a la especulación y desahuciadoras profesionales, por mucho que se gasten el dinero en publicidad engañosa, lavados de imagen y obras sociales.

Solo en el 2021, un centenar de familias han sido desahuciadas en el Baix Vallès. Cifras que van en aumento, como muestran los más de veinte desahucios en los que hemos intervenido en lo que llevamos de año. No sabemos las cifras exactas del problema, pero si que el año pasado logramos ayudar al 40% de las familias con desahucio en la mano. Pero dejemos las frias cifras a un lado y pongamos nombre a la problemática.

Hoy nos movilizamos por Silvia, por Soumia, por Monica, por Eduardo, por Fatiha, por Jorge, por Mariela, por Adrián, por Manuela, por Natalia, por Zineb, por Laila, por Esther, por Taitai, por Fernando, por Alba, por Alicia, por Núria, por Jose Manuel, por Eva, por Maria, por Ikram, por Alfonso, por Hassan, por Rabia, por Estrella, por Antonio, por Youseff, por Cecilia, por Lamine, por Fatima, por Florentina, por Amparo, por Nelly, por todas aquellas que ven vulnerados sus derechos y se encuentran con un pie en la calle.

La ley ha nacido para evitar que sean desahuciadas, que puedan pagar su alquiler, para que puedan recuperar sus vidas libres de miedos, libres de incertidumbres  y con un techo garantizado donde vivir con sus familias.

La PAH estaremos a su lado, empujando a quien haga falta, hasta conseguir

#AlquilerSocialParaTodas

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.