En este momento estás viendo Apoyo absoluto a Palestina y Colombia

Apoyo absoluto a Palestina y Colombia

La PAH de Mollet Baix Vallès siempre estaremos del lado de «Los nadies»

“Los nadies, los hijos de nadie, los dueños de nada
Que no son, aunque sean
Que no hablan idiomas, sino dialectos
Que no profesan religiones, sino supersticiones
Que no hacen arte, sino artesanía
Que no practican cultura, sino folklore
Que no son seres humanos, sino recursos humanos
Que no tienen cara, sino brazos
Que no tienen nombre, sino número
Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local
Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata”

Fragment del poema Los Nadies, de l’escriptor llatinoamericà Eduardo Galeano

Tristemente, millones de personas en el mundo su consideradas como nadie, como simples recursos humanos por un sistema capitalista y colonialista, o directamente como personas que sobran, que no encajan en la orden establecido.

Este es el caso de Colombia, donde las poblaciones indígenas llevan sufriendo opresión, explotación y discriminación desde el inicio de la colonización española. La pobreza en Colombia afecta el 41% de la población, sobre todo entre las comunidades indígenas. Por eso una pancarta a las protestas recientes de Cali decía: “La reforma tributaria es más violenta que cualquier protesta”. Una reforma que pretendía subir el IVA de productos básicos, sumergiendo la gente todavía más en la miseria, mientras que los grandes terratenientes o grandes empresas, entre ellas emprendidas españolas como Repsol, Telefónica, Banco Santander o AGBAR, acumulan cada vez más riqueza y a la vegada denuncias de violaciones de derechos humanos.

Las protestas consiguieron parar esta reforma. Pero van más allá. Quieren acabar con la corrupción, la violencia y las políticas neoliberales del gobierno de Duque, el cual ha respondido con más violencia, en este caso violencia policial, provocando la muerte de al menos 35 manifestantes, además de torturas y agresiones sexuales. Estas víctimas se suman a los 57 líderes sociales, 20 de ellas indígenas, que han sido asesinadas en Colombia solo en el que llevamos de año.

¿Sorprende que toda esta violencia haya pasado tan desapercibida a los medios de comunicación? Claro, no estamos hablando de Venezuela o Cuba, estamos hablando de Colombia, un estado que históricamente ha sido subordinado a las políticas neoliberales y neocoloniales que interesan en los Estados Unidos o las potencias europeas. En Colombia tienen muchos intereses económicos algunas grandes empresas españolas, las cuales su grandes accionistas de la mayoría de mediados de comunicación.

“Revolución significa vida. Todos los aspectos de la vida”.

Esta es una frase de la activista palestina Leila Khaled. Realmente, por un pueblo que llevan décadas intentando borrar del mapa como es el caso de los palestinos, vivir, existir, es una forma de revolución.

Estos últimos días hemos visto como el estado de Israel intentaba desalojar familias palestinas de Jerusalén Este, como reprimía violentamente las protestas, como bombardeaba la franja de Gaza provocando más de 120 muertos, entre ellas 30 criaturas. Pero esto no es paso nuevo.

Desde 1948 Israel puerta expulsando palestinos de casa suya, reprimiendo sus protestas, cometiendo masacres, imponiendo un régimen de apartheid contra la población palestina. Algunos muestran esta situación como si esto fundido un conflicto entre dos países. Pero no, se trata de una ocupación por parte de uno de los estados más militarizados del mundo contra un pueblo que ni tanto solo tiene ejército, que vive encarcelado y bloqueado por Israel por tierra, mar y aire. En una situación de opresión, si eres neutral te estás poniendo junto al opresor.

Desde aquí expresamos nuestro apoyo en el pueblo palestino. Un pueblo que el 1948, cuando sufrió la Nakba, la expulsión de unas 800.000 personas de casa suya, los creadores del estado de Israel pensaban que desaparecería, que quedaría asimilado por los otras pueblas árabes. Pero no, los palestinos no han olvidado quienes sueño, no han olvidado su historia, por mucho que a Israel se los prohíba conmemorar la Nakba, por ejemplo. Hoy sueño un ejemplo de resistencia, pero necesitan apoyo internacional.

Por eso reclamamos en la Unión Europea, en el gobierno español, en el gobierno de la Generalitat, que rompan sus relaciones con Israel hasta que este no pare las masacres y la ocupación, hasta que no deje de violar el derecho internacional y hasta que no acepte una salida pacífica a la situación. Apoyamos a la campaña BDS de Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel, como se hizo en Suráfrica, la cual consiguió hacer caer el régimen del apartheid.

También damos nuestro apoyo en el pueblo colombiano en su lucha por los derechos y dignidad, y condenar la explotación de las corporaciones españolas sobre los recursos naturales y la población del país.

Porque la solidaridad es la ternura de los pueblos, queremos que se respete la dignidad humana en todo el mundo, como habría querido Eduardo Galeano, que nadie sea considerado como recurso humano con brazos y número sino como un ser humano con cara y nombre, y que aquellos que han intentado borrar no vuelvan nunca más a ser considerados como “nadie”.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.