En este momento estás viendo Vasi y su familia con dos menores se puede quedar en la calle

Vasi y su familia con dos menores se puede quedar en la calle

La Agència de l’Habitatge de Catalunya, tiene hasta el 1 de diciembre para acelerar la burocracia que lleva meses retrasando el realojo y el alquiler social

La historia de Vasi empezó hace demasiado tiempo. Vivían de alquiler y nunca dejaron de pagar. Al finalizar el contrato, la propiedad de la vivienda, un particular, le notificó la no renovación al querer recuperar el piso para su uso personal. A partir de ese momento, todo se complicó. Primero porque no lograron que nadie les volviera a alquiler y posteriormente vieron como la situación económica se complicaba.

Vasilica buscó algún tipo de solución en Servicios Sociales, pero alegando que no tenía orden de desahucio, estuvieron meses sin tramitarle la solicitud para que entrara en la mesa de emergencia de la Generalitat. Empujándola así a tener que pasar por dos incómodas situaciones: por un lado perjudicar la relación de la propiedad. Donde en un principio había entendimiento, con el paso de los meses, hubo juicio, amenazas y finalmente fecha de desahucio. Por otro lado, alargar la angustia de la situación y el sufrimiento de tener un proceso de desahucio abierto sin ver una solución clara.

Hasta la fecha ha pasado por la amenaza de abandonar el piso el 15 de junio. Situación que conseguimos aplazar. Posteriormente, llegó la carta de los juzgados citándola a juicio para el 22 de septiembre y con fecha de desahucio para el 22 de noviembre. 

Para intentar mejorar su situación económica y ante la dificultad de conseguir un trabajo, decidieron emprender. Con lo poco que tenían asumieron la gestión de un pequeño bar. La llegada de la COVID-19 y las restricciones, se lo han puesto más difícil que fácil el poder levantar cabeza, pero van sobreviviendo a pesar de seguir en vulnerabilidad.

A pesar de tener fibromialgia y agotamiento crónico, Vasi ha estado batallando incansablamente para que sus hijas no se queden en la calle. Gracias a ello, ayer recibimos la notificación de suspensión del desahucio para el próximo lunes, hasta el 1 de diciembre.

Desde el mes de julio está esperando una resolución de la mesa de emergencia que le asegure el realojo. La lentitud burocrática en estas gestiones, ha provocado que aún no tenga respuesta y de seguir así, el 1 de diciembre esta historia podría acabar de la peor de las maneras.

La semana pasada, tanto Vasi como nosotras, fuimos informadas de que la Agencia de vivienda de la Generalitat, estaba haciendo todo lo posible para solucionar este caso con la máxima urgencia. Que mediarían con la propiedad en el caso de no tener un piso de aquí al lunes. Fueron noticias esperanzadoras que se difuminaron el lunes cuando Servicios Sociales le notificó que la Agència d’Habitatge estaba poniendo problemas, tras ver los últimos trimestres de autónomos, alegando exceso de ingresos que los dejaría fuera de la mesa de emergencia.

Para clarificar esta situación incongruente con la realidad, evitar el desahucio y garantizar el realojo, hoy la PAH Mollet Baix Vallès hemos acompañado a Vasi a las oficinas de la Agència de l’Habitatge de Catalunya. Vamos a presionar movilizadas, forzar a una reunión y arrancar un compromiso para evitar lo inevitable. 

La pelota está en su tejado y disponen de 12 días para hacer lo que no han sido capaces de acelerar desde julio

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.